Buscar

La leyenda china del pez KOI

Me gustaría escribir sobre la leyenda del pez koi y su importancia en la cultura china y asiática en general.

Los chinos están impregnados de confucianismo, taoísmo y budismo. El hombre es una parte integral del universo, los animales son una fuente de enseñanza. Así, la tradición china rinde culto al "pez rojo" (la carpa koi) cuyo color rojo simboliza la alegría de vivir. El pez koi es un camino al éxito: en el simbolismo del Ying/Yang, representado por dos carpas koi anidadas una dentro de la otra.

El pez koi es un tipo de carpa de la cual existen hasta 50 tipos diferentes en función de sus colores. Su importancia en la cultura del feng shui, en la que aparece concebido como símbolo de la abundancia y la riqueza no obedece a simples creencias locales, sino a diversas leyendas y hechos que confirman su importancia en la sociedad china.

En japón el cultivo de pez koi en estanques de arroz fue introducido por los chinos en el siglo XVI.

¿Que nos cuenta la famosa leyenda china del pez koi?

La mitología popular cuenta que una escuela de peces koi liberó a unos cuantos en el río Amarillo de China. El objetivo de cada uno de ellos era desafiar el cauce hasta alcanzar una cascada invadida por demonios. Mientras todos rehusaron finalmente superar este último tramo, un último koi se atrevió a intentar varios saltos y llegar a la cima. Como recompensa los dioses lo transformaron en dragón, símbolo de fuerza derivado de la perseverancia de un pez valiente. Este es el motivo por el que el koi es sinónimo de constancia y positivismo en la cultura china. Según otras historias, el nombre de pez koi surgió alrededor del año 500 a.C., tras la entrega de una carpa negra que el rey Shoko de Ro hizo a Confucio como presente.

Acabo de terminar de leer un libro muy interesante donde el autor nos invita a abrirnos a la filosofía asiática para ver el mundo de manera diferente: “Le paradoxe du poisson rouge : Une voie chinoise pour réussir”, par Hesna Cailliau. Editions Saint Simon ( en español seria: “La paradoja del pez rojo, una vía al éxito”) . No se trata de querer ser chinos, sino de conocer una cultura diferente y sacar de ella lo mejor para nuestro desarrollo personal y también entender esa otra cultura para mejor dialogar con ellos si fuese necesario. Que reflexiones sobre la cultura china podemos deducir de este libro :

- Los peces KOI no se atan a un puerto. La idea es no aferrarse a modelos preconcebidos, porque la vida está en constante cambio;

- No tener un objetivo claro y preciso para tener éxito. Nos enfrentamos a dos concepciones diferentes del tiempo. En China, el tiempo es cíclico, no hay principio ni fin. Fijar una meta es una desventaja, porque desperdicias tu energía para alcanzarla, y te arriesgas a perder oportunidades. Es importante saber cómo cambiar de rumbo inmediatamente cuando se presenta la oportunidad;

- Evita la línea recta. La mejor manera de superar un obstáculo es rodearlo (arte del desvío y la evasión). Mientras que, en nuestra cultura, el hombre considerado como inteligente va directo a lo esencial, todo lo recto hace que los chinos se sientan incómodos: "Sólo los demonios caminan recto. "o "El árbol torcido vivirá su vida, el árbol recto termina como un tablón".

- Lo colectivo prima sobre el individuo (cultura del grupo). Con el fin de crear este valor de grupo, la educación tiene como objetivo fortalecer la modestia y los lazos entre pares.

Para despedirme les dejo una frase de Lao Tseu ( conocido en china como Tàishàng lǎojūn 太上老君).

”Es cuando se tienen certezas que se pierde la guerra”


5 vistas0 comentarios